domingo, diciembre 04, 2005

DISCURSO CUARTO MEDIO 2005

Buenos días a todos los presentes:


Cuando comenzamos a escribir nuestra propia historia, dejando principalmente la protección paternal que muchas veces nos entregó el colegio, es momento de plantearnos frente al futuro con una mirada trascendente. De nosotros ahora en adelante, dependerán los frutos que podamos cosechar, a razón de lo que hemos sembrado durante estos doce años de escolaridad, es por ello que como jóvenes llenos de energía y entusiasmo debemos comprometernos con toda nuestra pasión frente a los diversos desafíos que nos plantiemos, así como también a aquellos que nos plantee la vida y la sociedad. Junto con construir nuestra propia vida, en un ambiente de fraternidad y con valores, es responsabilidad nuestra construir el país en el que queremos vivir, por tal razón el llamado es entonces a hacer de nuestro trabajo, en cualquier ámbito en que nos desempeñemos, una labor de construcción de una sociedad más justa, igualitaria y llena de oportunidades porque Chile debe crecer para todos, y ejemplo de eso somos nosotros, con nuestras realidades. El cambio que nos toca vivir hoy, es un paso mas cumplido dentro de nuestra vida, el ingresar o no la Universidad también será otro paso más en nuestra existencia terrenal, porque verdaderamente lo más importante es lograr la plena felicidad como resultado de un trabajo constate y riguroso en el largo camino de nuestro vivir.

Al plantearnos a una nueva realidad, para muchos de nosotros aún incierta, surgen en nuestros corazones temores frente a lo que vamos a hacer en los próximos años, la prueba que debemos rendir en un par de días, es una más de las vallas que tendremos que sortear a lo largo de nuestra vida, pero debemos tener siempre en cuenta que Jesús, el gran maestro nos está acompañando en cada una de nuestras acciones y frente a los problemas que se nos puedan suscitar hacernos una pregunta que San Alberto Hurtado se la repetía siempre ¿Qué haría Cristo en mi lugar?

Debemos estar concientes de que somos privilegiados al egresar de Enseñanza Media, tenemos grandes herramientas en nuestros bolsillos, también valores cristianos que nuestras familias y el colegio nos han enseñado, sabemos plantear nuestras ideas y reclamar nuestros derechos, conocemos nuestras virtudes y defectos, tenemos convicciones, por lo tanto tenemos un arsenal de voluntades que aprovechar para ir cumpliendo nuestros sueños, pero que estos sean siempre iluminados por la razón, para que nuestras decisiones sean las más acertadas que podamos tomar.

Nuestra vida es una misión, la tarea es encontrar cual es la misión que se nos tiene preparado, y en ese sentido ser siempre constructores de una sociedad que tenga como valores principales la solidaridad, el amor y la dignidad humana.

Atrás quedaran las vivencias escolares, esas que nos hicieron siempre crecer como persona, cada uno de nosotros aportó al colegio que nos acogió durante estos años, a deportistas, humanistas, científicos, artistas, poetas y políticos, que a pesar de todo dieron mucho de su tiempo y gran esfuerzo por representar al colegio en diferentes escenarios y que sin duda el nombre del Colegio San Agustín se fortaleció. Por eso, con gran propiedad, podemos decir estas cosas, que más que palabras al viento, sean consejos para las generaciones posteriores así como para aquellos que tienen que tomar decisiones: La juventud es la menos corrompida de todas las etapas de la vida humana, por lo tanto es la mas idealizada de todas y así con la energía que siempre la ha caracterizado poder emprender y concretar muchos proyectos importantes, es así como queremos decir, que no hay que tenerle miedo a lo que podamos hacer, no hay que tener miedo a las propuestas de nosotros, la clave esta en la forma en que se pueda apoyar dicha idea y el compromiso de Uds., los más adultos, los que tienen responsabilidades en el colegio, es guiar de la mejor forma las ideas que podamos plantear, porque sin duda todas conducen a un bien común. El alma de un colegio son sus alumnos, no coartemos sus esperanzas.

Nos espera un gran futuro, con más oportunidades y libertades, con grandes responsabilidades y esperanzas que podamos soñar, con una vida mejor, un futuro que se hace cada día más presente, con una vida fuera del colegio con sus virtudes y defectos, siendo artífices de nuestro propio destino. Sepamos vivirlo de la mejor manera posible concretando nuestros sueños siendo consecuentes con nuestros ideales y sobretodas las cosas concretar la tan ansiada ascensión social que la educación nos brinda.

Creo interpretar las emociones de mis compañeros al despedir este año y todos los años de colegio, quiero agradecer la oportunidad de poder dirigir estas palabras, y a mis compañeros decir que la amistad que pudimos cultivar estos años perdurará por mucho tiempo, porque sin duda los amigos que hicimos en la Media son los mas importantes y son los que brindarán la mano de ayuda cuando lo necesitemos en el futuro, por eso hoy especialmente quiero reconocer la amistad que caracterizó muchas de nuestras vivencias este año 2005.

Muchas Gracias

3 comentarios:

wormboy dijo...

llegue por error a tu blog, disculpa si te molesta, este año egreso de 4ºmedio y me encanto el discurso. que puedo decir me llego realmente lo que escribiste.




disculpa la patudes pero creo que trabajos asi merecen ser reconocidos

Anónimo dijo...

Muy bonito tu discurso, me ayudo bastante (:

Anónimo dijo...

ta weno lamentablemnte te copiare en algunas parrafos :D